Locos..por la ecología

100% Apostando por el turismo responsable y sostenible
Hotel Rural en Huelva
Aprovechando la Naturaleza: Aislamiento de Lana de Oveja: Una Elección Natural y Efectiva

Como una fibra natural proveniente de un recurso completamente renovable, el ciclo de vida del aislamiento de lana de oveja tiene un equilibrio energético ideal.

Las ovejas han sobrevivido largos y fríos inviernos en exteriores durante miles de años, gracias a sus cálidas y esponjosas lanas. No importa cuán adverso sea el entorno, la lana en sus espaldas los mantiene cálidos y secos. Gracias a su naturaleza rizada, las fibras de lana forman millones de pequeños bolsillos de aire que atrapan el aire y la humedad, ralentizando la transferencia de calor. Esto es lo que convierte a la lana en un material aislante natural, manteniendo los edificios cálidos en invierno y frescos en verano.


Aprovechando la Naturaleza: Aislamiento de Lana de Oveja: Una Eleccion Natural y Efectiva

La lana de oveja fue la elección obvia para nosotros y para la Posada San Marcos para usar conjuntamente con el corcho. Las fachadas y el techo están aislados con corcho y hemos utilizado aislamiento de lana de oveja en todas las paredes internas como una alternativa a los aislamientos más comúnmente utilizados, como la fibra de vidrio, para ayudar a mantener la casa fresca en verano y cálida en invierno.


Natural, Renovable y Sostenible.

La lana de oveja se encuentra entre los materiales aislantes más destacados en términos de sostenibilidad. Las ovejas son esquiladas cada año (algunas veces dos) y la lana simplemente sigue creciendo de manera natural. Como materia prima, la lana es abundante, continuamente renovable y producida localmente. Dura décadas y al final de su vida simplemente se puede compostar. A diferencia del aislamiento a base de petróleo, no contiene fibras plásticas.

Cada vez hay una mayor conciencia de los efectos perjudiciales de la contaminación plástica en nuestro planeta. Aunque la cantidad de aislamiento de plástico reciclado está aumentando, la mayoría todavía termina en vertederos. Este ciclo de vida sostenible se alinea bien con nuestros esfuerzos para minimizar nuestro impacto ambiental.

Bajo carbono incorporado

Esto intenta equilibrar los gases de efecto invernadero utilizados en la producción de materiales con la cantidad conservada por el aislamiento. Se tienen en cuenta los gases liberados generalmente a partir de combustibles fósiles y la energía gastada en la extracción de la materia prima, así como el proceso de fabricación. La lana de oveja utiliza una fracción de la energía utilizada para producir materiales aislantes sintéticos.

Protección contra la humedad

Una de las características notables de la lana de oveja es su capacidad para gestionar la humedad. Los fabricantes afirman que la lana es uno de los pocos materiales aislantes que es transpirable, absorbiendo y liberando naturalmente la humedad.

Mientras que la capa exterior de la lana es hidrofóbica (resistente al agua), su córtex o capa interior es hidrofílica (afín al agua). El córtex puede absorber agua sin que la lana se sienta húmeda. Esto significa que la lana de oveja puede ayudar a regular los niveles de humedad en interiores, evitando la acumulación de humedad excesiva que puede dar lugar al crecimiento de moho y otros problemas relacionados con la humedad.

A diferencia de muchos otros materiales, la lana puede absorber un 30 por ciento de su peso en humedad antes de que comience a afectar sus propiedades térmicas. Esto la convierte en perfecta para ayudar a controlar la humedad en un edificio.

Ayuda a controlar la temperatura

Cuando las fibras de lana absorben humedad, la liberan de nuevo en el aire en forma de calor, elevando la temperatura de su entorno. Los fabricantes afirman que la capacidad natural de la lana para absorber humedad en condiciones húmedas y liberarla cuando está seca puede ayudar a mantener temperaturas estables dentro de un edificio, proporcionando más comodidad y reduciendo la necesidad de calefacción o refrigeración excesiva, promoviendo la eficiencia energética. Su habilidad para regular la temperatura de manera efectiva la hace adecuada tanto para climas fríos como cálidos.

Facilidad de instalación

La lana de oveja es segura y fácil de instalar. A diferencia de muchas aislaciones sintéticas, no causará irritación en la piel (a menos que tengas alergia a la lana), en los ojos o en los pulmones. Mientras que se requiere una máscara facial completa, gafas de protección y guantes al manipular aislamiento de lana de vidrio o de roca.

El aislamiento de lana de oveja está disponible en varias formas, como mantas, rollos y relleno suelto, y es fácil de cortar y dar forma para un ajuste exacto. Se puede usar en toda tu casa para el aislamiento térmico y acústico, incluyendo áticos, techos, paredes, suelos, techos, aislamiento de tuberías, conductos y tanques de agua, lo que simplifica el proceso de instalación.

Capacidad térmica específica

Esta es la cantidad de energía necesaria para aumentar la temperatura del material en un grado. Los buenos aislantes tendrán una alta capacidad térmica específica, ya que lleva tiempo absorber más calor antes de que la temperatura aumente y se transfiera el calor. Según un análisis realizado por GreenSpec, el aislamiento de lana de oveja supera al plástico y a la lana mineral, con 1800 J/kg·K para la lana de oveja en comparación con solo 1030 para la lana mineral de vidrio y 1300 para el poliestireno expandido (EPS), por ejemplo. Esto significa que la lana de oveja puede absorber más calor al intentar ingresar a tu casa, lo que es útil para los meses calurosos de verano.

Resistente al fuego

La lana de oveja es naturalmente resistente al fuego debido a su alto contenido de proteínas y propiedades de absorción de humedad. El material solo se encenderá y carbonizará en lugar de prenderse en llamas, ya que hay insuficiente oxígeno en el aire para sostener la combustión de la lana. En caso de un incendio, no alimentará el fuego ni producirá gases tóxicos.

Aislamiento acústico

Las propiedades acústicas del aislamiento de fibras naturales son otra ventaja. La lana de oveja puede reducir significativamente los ruidos que se pueden escuchar a través de un edificio. La alta densidad, forma irregular y calidad fibrosa suave de la lana significa que puede proporcionar un excelente aislamiento acústico comparable a las mejores fibras minerales y superar a los materiales de aislamiento de plástico. Esto lo hace ideal para dormitorios, oficinas en el hogar y salas de música.

Transpirabilidad y Calidad del Aire Interior

La lana de oveja es un material transpirable, permitiendo que el aire circule a través de sus fibras. Esta transpirabilidad contribuye a mejorar la calidad del aire interior al prevenir la acumulación de aire viciado y contaminantes. A diferencia de algunos aislantes sintéticos, la lana de oveja no emite compuestos orgánicos volátiles (COVs) dañinos, lo que puede contribuir a una mejor calidad del aire interior y a un ambiente de vida más saludable.


La lana es un aislante natural y efectivo que absorbe y libera humedad, mantiene el calor en invierno y lo mantiene afuera en verano, previene la humedad y es naturalmente resistente al fuego. A medida que crece la demanda de materiales de construcción respetuosos con el medio ambiente y la salud, la lana de oveja se destaca como una opción versátil y consciente del medio ambiente para las necesidades de aislamiento.


Hotel Rural en Huelva
Galería
Almacenamiento Maderos Castano
Bomba de Calor
Ancestral Puerta Castano Recuperada
Lana Oveja Paredes Interiores
Corcho aislamiento natural
Laguitos Filtracion Agua Lavadoras
Jardin Endemico
Flora Bajo Consumo Hidrico
Rana Recuperacion Agua Lavadoras
Climatizacion Geotermia Suelo
Energia Fotovoltaica
Decoracion antiguos objetos recuperados
Descalcificacion Salina Agua
Maderos Castano Recuperados
Ventanas aisllante termico-sonoro
Amenities Sostenibles Locales
Almacenamiento Energia Solar Baterias
Limpieza purificadora sostenible